Archivos Mensuales: febrero 2011

¿Es Camps inocente, o solamente “no culpable”?

En líneas generales, y más allá de la presunción de inocencia, la palabra “inocente” resulta extraña para la terminología procesal y penal española contemporánea, pese a lo clarificador de su significado.

En los procesos que, muy poco rigurosamente, podríamos denominar ordinarios (es decir, en los que no interviene el jurado), tras el procedimiento correspondiente y si no se sobresee antes la causa, el juez finaliza el pleito dictando una sentencia en la que condena a los acusados (o imputados, o procesados), o los absuelve. En este sentido, las “palabras clave” para calificar al justiciando serían condenado o absuelto.

Sigue leyendo