Estupro y rapto

Pareció algo inhumano e inaudito para la opinión pública conocer el caso de Josef Fritzl, el electricista austríaco que, en el pueblo de Amstetten, mantuvo secuestrada y aislada durante 24 años a su propia hija (desde 1984 hasta abril de 2008), con la que llegó a tener siete hijos. Y no digamos el del ínclito Wolfgang Priklopil, que el 2 de marzo de 1998 secuestró a la niña Natasha Kampush, de 10 años, y la retuvo durante más de ocho, hasta el momento de su fuga el 23 de agosto de 2006.

Hace pocas semanas tuvimos conocimiento del caso de Ariel Castro, un conductor de autobús de Ohío, Cleveland, que, supuestamente, mantuvo secuestradas durante más de diez años a las jóvenes Amanda Berry (con la que tuvo una hija), Michelle Knight y Gina DeJesus, a las que violó y vejó continuadamente hasta su liberación.

Casos actualmente aislados, pese a todo, de violencia sexual, unidos a largas privaciones de libertad inconsentidas que, por su aparatosidad, se nos antojan irracionales, propias de un moderno y depravado ser humano, y ajenas a la historia y costumbres de nuestra civilización…

En 1990 se estrenó la película “¡Átame!, dirigida por Pedro Almodóvar. En ella, un joven interpretado por Antonio Banderas raptaba a una guapa actriz, Victoria Abril, de la que estaba perdidamente enamorado. Para forzar a la chica a corresponderle, la mantenía atada en su casa hasta que, con el paso de los días y tras varios e inútiles intentos de fuga, surgía el amor entre ambos.

En 1974, Patricia Hearst fue secuestrada en el apartamento de su novio, en California, por un pequeño grupo de izquierdas denominado Ejército Simbiótico de Liberación. Las peticiones del grupo dieron como resultado la donación por parte de la familia Hearst de comida por un valor de seis millones de dólares para los pobres, después de lo cual no hubo noticias de la chica. Poco después fue fotografiada con un rifle de asalto durante el atraco a una de las sucursales del banco Hibernia. Más tarde se supo que había cambiado su nombre por el de Tania, en memoria de la guerrillera argentina Tamara Bunke que combatió junto al Che Guevara en Bolivia, y que se había comprometido con las ideas del Ejército Simbiótico de Liberación. En el juicio, Patricia declaró que sus captores habían abusado de ella sexualmente y la habían mantenido encerrada en un armario, tras lo cual decidió unirse al grupo, en un caso extremo de síndrome de Estocolmo.

Durante el imperio Gupta (siglos III al VI de nuestra era) se escribió en la India el libro del Kamasutra. En el capítulo dedicado a las distintas formas de matrimonio se dice que “si una muchacha no puede decidirse o si no quiere confesar que está dispuesta a casarse, el hombre conseguirá su objetivo por uno de los medios siguientes”, exponiéndose a continuación seis fórmulas, de las que las tres últimas son las siguientes:

• Con ocasión de un festival, el hombre hará dar a la muchacha, por medio de la hija de la nodriza, alguna substancia embriagadora, y entonces la hará venir a su casa mientras está adormecida; y después de haber gozado de ella antes de que despierte, hará traer fuego de la casa de un brahmán y, luego de haber sembrado en la tierra hierba kusha y ofrecido un sacrificio al fuego, se desposará con ella de acuerdo con los preceptos de la ley religiosa. Seguidamente informará del hecho a sus padres.
• De acuerdo con la hija de la nodriza, el hombre raptará a la muchacha mientras duerme y se la llevará a su casa. Luego, tras gozar de ella y antes de que vuelva en sí del sueño, hará traer fuego de la casa de su brahmán y actuará según ya se ha indicado.
• Si la muchacha se encuentra en un jardín o en algún pueblo de los alrededores, el hombre, ayudado por sus amigos, caerá sobre los guardianes de aquella y, después de matarlos o ponerlos en fuga, la raptará por la fuerza y procederá como se indica más arriba.

Y no digo más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: