Elogio del padre

Los que somos padres, y también, quizá, quienes no lo sean, nos reconocemos a nosotros mismos en esos progenitores violentos que se pegan en los campos de fútbol para hacer valer la categoría de sus hijos. Son Urdangarines sin pedigrí que nos personifican, que nos representan, y que utilizamos como útiles chivos expiatorios a los que acusar, juzgar y, si es posible, también ejecutar.

Fundamentados en un público deber ser al que nosotros mismos renunciamos privadamente, señalamos con displicencia e hipócrita modestia al que se sale de la norma y derrama sobre el mantel de la mesa de la cocina nuestros íntimos secretos. Entradas para los amigos, atajos para los familiares, facturas sin iva, sociedades propietarias de las casas donde vivimos, o de los coches que conducimos y cuyo combustible repercutimos como gasto deducible… Recomendaciones e influencias varias, falsas bajas laborales, horarios de trabajo tantas veces incumplidos.

Si, además, el Dorado está en el fútbol, ¿quién le pone el cascabel al gato? A la chusma condenada al ostracismo, a la vulgaridad, a la falta de oportunidades o, si me apuran, a la necesidad de competir con esfuerzo y tiempo contra quien ya tiene dinero y posición, se le aseguró la tierra prometida en las porterías de un campo de fútbol. La incompetencia, o la parcialidad de un entrenador, o de un árbitro, o de un compañero de equipo no se pueden interponer al legítimo ejercicio de la patria potestad.

No hay reproche posible. “Yo, por mi hija, ma-to”, que dijo el filósofo. Pues eso; que si no hay puesto en el despacho, o cuenta corriente en el banco, y a falta de otros frentes en los que ejercer un incruento nepotismo, poca herencia queda más que endosarle un guantazo al enemigo. Un triste y raquítico guantazo con el que, paradójicamente, creemos ayudar a nuestros hijos a labrarse un tranquilo y decente porvenir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: