Tuiteros en Salem

Tras asistir al sorprendente encausamiento de tuiteros antisistema o anti Maccabi, a la censura contra Coca-Cola por emplear en su anuncio del Atleti a un actor cercano a Herrira (plataforma de apoyo a presos de Eta), y a la descalificación del candidato del Partido Popular a las elecciones europeas por insinuar su superioridad intelectual frente a la candidata oponente, no me pregunto sino que afirmo que el delito de opinión existe. Y no me refiero a su real y actual presencia en el Código Penal (que, afortunadamente y pese a lo que se diga, no considera punible manifestar que se desea el fallecimiento de alguien, ni que se espera su muerte, ni que se vaticina su homicidio), sino que hablo de su existencia virtual y de lo que, muy probablemente, puede venírsenos encima. En este sentido, me temo que quien cantara hoy en público la vieja copla que rezaba “dijo el sabio Salomón / que el que pega a una mujer / no tiene perdón de Dios / si no le pega otra vez” podría ser sin duda detenido de inmediato, y no sé si también yo mismo por haberla puesto aquí. Y que se esconda el que hace casi cuarenta años escribió en una pared del metro de Madrid “muera el cerdo de Carrillo”, porque podría ser acusado de amenazas, incitación al odio, o incluso -y si se entiende mal la frase- maltrato animal en grado de tentativa.

Sigue leyendo

Anuncios

¿Qué será de las faltas tras la reforma del Código Penal?

El proyecto de Ley por el que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal sigue adelante. Y, como saben, una de las medidas más llamativas que adopta consiste en la supresión de las faltas (infracciones penales castigadas con penas leves), que, de llegar a buen puerto el proyecto, se transformarán bien en ilícitos reconducidos hacia la vía administrativa o civil, bien en delitos leves.

Algunos autores no terminan de ver la utilidad de un cambio que, en líneas generales y según su criterio, conllevará el pernicioso efecto de aumentar la victimización entre los acusados e imputados, a la par que muy poca, o ninguna, influencia positiva sobre el actual atasco en la administración de justicia. Si a ello unimos las nuevas sanciones propuestas en el Anteproyecto de Ley Orgánica para la protección de la seguridad ciudadana (desde ahora anteproyecto LOPSC), que castiga con multas muy elevadas algunos de los comportamientos actualmente considerados como falta, el resultado de este proceso de cambio penal no podemos decir que suponga otra cosa que un endurecimiento considerable y altamente preocupante del sistema sancionador.

Sigue leyendo

Prisión permanente revisable: Manual de instrucciones

No será fácil aplicar la pena de prisión permanente revisable. O, mejor dicho, será complicado revisar la prisión permanente a un condenado a esa pena. Échenle un vistazo a su rebuscada regulación en el proyecto de Ley Orgánica por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código penal, y luego me dicen.

Sigue leyendo

Estupro y rapto

Pareció algo inhumano e inaudito para la opinión pública conocer el caso de Josef Fritzl, el electricista austríaco que, en el pueblo de Amstetten, mantuvo secuestrada y aislada durante 24 años a su propia hija (desde 1984 hasta abril de 2008), con la que llegó a tener siete hijos. Y no digamos el del ínclito Wolfgang Priklopil, que el 2 de marzo de 1998 secuestró a la niña Natasha Kampush, de 10 años, y la retuvo durante más de ocho, hasta el momento de su fuga el 23 de agosto de 2006.

Sigue leyendo

A propósito de la sentencia que condena a Ortega Cano

Acaba de darse a conocer la Sentencia del Juzgado de lo Penal número seis de Sevilla (causa penal nº 223/12) por la que se condena a José Ortega Cano a dos años, seis meses y un día de prisión como consecuencia de la comisión de un delito de homicidio imprudente y de un delito contra la seguridad vial.

De un análisis urgente de dicha resolución pueden extraerse las siguientes conclusiones:

Sigue leyendo

La imputación de la infanta Cristina

A propósito del Auto del Juez Castro en el que se decide tomar declaración a la infanta Cristina en calidad de imputada, para que aclare su posible intervención en los hechos investigados en las diligencias previas 2677/08 de la pieza separada nº 25 del Juzgado de Instrucción nº 3 de Palma de Mallorca, se me ocurren varios cometarios de urgencia:

Sigue leyendo

Condena e indulto de una kamikaze

El indulto que el pasado 7 de diciembre (BOE de 5 de enero de 2013) se concedió al conductor kamikaze Ramón Jorge Ríos Salgado, condenado por la Audiencia Provincial de Valencia, en sentencia de 17 de enero de 2011, a la pena de 13 años de prisión, nos motiva, más allá de lo discutible de este indulto en particular, de la propia ley de 18 de junio de 1870 (vigente) sobre las Reglas para el ejercicio de la Gracia de Indulto, en general, e incluso de la mismísima institución del indulto, a repasar el mediáticamente casi olvidado delito de conducción suicida, así como las dificultades que su confusa y asistemática configuración plantean a la hora de su aplicación práctica.

Sigue leyendo

Pero ¿está o no permitido mantener relaciones sexuales consentidas con mayores de 13 años?

Nuestra legislación penal y, quizá como consecuencia de ello, también nuestros tribunales, andan algo dispersos y confusos a la hora de calificar los comportamientos sexuales consentidos con (y de) menores de edad mayores de trece años.

Porque, aunque podríamos decir que todo el engranaje penal parte del axioma de que una persona mayor de 13 años es libre para tomar cualquier tipo de decisión en materia de relaciones sexuales con terceros (art. 183 CP, sensu contrario), la realidad típica es que hay un cierto número de actividades sexuales que le están vetadas o, para decirlo de otro modo, suponen la comisión de un tipo penal para todo aquél que las realice con él.

Sigue leyendo

La imparcialidad del jurado (a propósito de “caso Bretón”)

Acaba de anunciarse que el Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba rechaza el recurso de reforma presentado por la defensa de José Bretón, el padre que presuntamente asesinó a sus hijos Ruth y José el 8 de octubre de 2011, contra la incoación de la causa por el procedimiento de la Ley del Jurado, después de que el abogado del imputado reclamara que su cliente fuera juzgado por un tribunal profesional.

Sigue leyendo

¿Puede usted ser un asesino?

Claro está que no mata todo el mundo. Es más, muchas personas, dada su especial constitución neurobiológica, lo van a tener muy difícil incluso para que alguna vez se presente el conflicto definitivo en el que poner de manifiesto su atávica violencia… acaso dormida, acaso controlada, hasta entonces.

Los condicionantes sociales, aprendidos o circundantes, conjugados con la carga genética particular de cada individuo, describen, a veces de manera aleatoria y en el caso de que el sujeto tenga oportunidad de comportarse así, el rechazo a la norma (a la norma que sea), la agresividad frente a la frustración, el egoísmo frente a la solidaridad, o el egocentrismo frente al respeto por la dignidad y los intereses ajenos.

Sigue leyendo